Una de las características de las personas que consumen sustancias es la carencia o escasa conciencia que tienen sobre su situación; si bien es cierto no es entera responsabilidad de la familia que este acuda a un tratamiento, dada la característica mencionada, es necesario el apoyo familiar.

Si la persona en situación de consumo de sustancias ha reconocido que tiene un problema, cabría preguntar ¿qué sigue? O ¿qué papel juega la familia en todo el proceso? Lo más recomendable y adecuado es que siga un tratamiento profesional. Se ha de tener en cuenta que el tratamiento en esta problemática es largo, según el nivel de deterioro físico y social de la persona, del tiempo de consumo y si existe algún otro tipo de problema de salud mental.

El dejar de consumir es un proceso duro, a muchas personas les cuesta conseguirlo, es por ello que en algunas situaciones se necesite internamiento. Otro aspecto importante, que a muchas familias les cuesta entender, son las recaídas; lo cual se le debe de tomar como parte del proceso del tratamiento.

Algo que verdaderamente se muestra como un indicador de mejora para la persona en rehabilitación, es el apoyo familiar. Los pacientes cuya familia se implica en el tratamiento, tienen más facilidades para recuperarse, en comparación de aquellos que no lo tienen.

En muchas ocasiones las actitudes críticas, hostiles y sobreprotectoras de parte de la familia pueden ocasionar recaídas. Para conseguir una recuperación, es necesario que la familia cambie conductas y actitudes. Se debe de tomar en cuenta estos consejos para lidiar efectivamente con esta situación:

  • No se debe criticar, juzgar, culpar o emplear tonos de voz recriminatorios
  • Hacer explícitas las consecuencias que se están derivando de su consumo y el cambio que puede generar a largo plazo.
  • No prometer nada que no sean capaces de cumplir.
  • No sentirse enteramente culpables por su consumo; de alguna manera u otra es decisión de la persona.
  • Estar a su lado y apoyarlos.

Una familia altamente organizada y enfocada puede ser un vehículo de cambio con buen pronóstico, también es necesario que todos los miembros estén enterados de la situación que están enfrentando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *