• 982568512
  • +511 2265709
  • 982568512
  • info@opciondevida.org

“…Esto es sólo el primer paso, la rehabilitación es para siempre. Esta casa la llevo en mi corazón junto con todo lo que aprendí, es difícil pero posible. ¡Gracias ODV! “

Paciente en alta del programa residencial

Aceptación

Es muy probable que en estos momentos te encuentres abatido, desesperado o mínimamente preocupado por tus problemas con las sustancias, pensando en conseguir una forma eficaz y rápido para salir de este problema, analizando los diferentes métodos utilizados en otras oportunidades. Te alentamos a que sigas buscando un camino de retorno a una vida plena, donde tenías el control de las situaciones y el reconocimiento de tus buenas acciones.

En esta lectura vamos a describir algunos aspectos de este camino y nos vamos a detener en el inicio de este; cuando vamos a realizar un viaje largo y desconocido, nos parece que lo más sensato es tratar de conocer algunos detalles, como probables inconvenientes y recomendaciones. Recordemos que cada viaje es único y muy personal, pero es necesario tener información de la travesía

Siguiendo esta metáfora, podríamos decir que el vehículo que nos trasladará y guiará en todo el proceso es la ACEPTACIÓN. Debemos tener en cuenta que hay que confiar en algo más, cuando subimos a un avión, bus u otro medio, aunque muchas veces podemos dudar, lo más importante que hacemos es CONFIAR.

La aceptación requiere de ello, de aceptar que no podemos trasladarnos por nuestros propios medios y que hacerlo solo no nos llevaría a nuestro destino final. Es dejarnos llevar, perder y/o dejar el control al medio de transporte, aceptar que los intentos previos me llevaron al mismo lugar, entender la paradoja de perder, dejar de intentar por nuestro medio me acerca a lo que deseo; en la rehabilitación hay muchos paradójicos y esta es uno de los mas importantes.

También debemos desterrar el concepto de fuerza de voluntad, puesto que por más que quieras, lo pienses, te levantes, camines dentro de un vehículo, este va seguir su camino. Usar la fuerza de voluntad (cuando uno ha logrado el grado de dependencia a las sustancias, personas o actividades), es usar las soluciones que provienen de la misma actitud mental del problema, muy relacionados a alterar el estado de ánimo; lo cual ha sido un mecanismo usado repetidas veces. Y la “fuerza de voluntad” es buscar un estado de ánimo que ayude a solucionar este problema.

Nuestro compromiso es con tu bienestar y la de tu familia

Todos merecemos una segunda oportunidad

Conócenos un poco